ligeroEl sistema HB de AGIRRE ofrece soluciones individuales con componentes tipo mecano: cada elemento resulta práctico y económico ya que permite cualquier tipo de combinación y aplicación. La construcción compacta es una característica común a todos ellos para permitir siempre una altura máxima del gancho.

Con tres perfiles, se alcanza una capacidad de carga de hasta 2000 kg. Todas las conexiones eléctricas se realizan con un mismo tipo de enchufe de conexión rápida.


La muy variada selección de posibilidades de montaje permite una fijación individualizada y adaptada a las diferentes condiciones de las naves y distintos tipos de techo.


El sistema de puente grúa suspendido es una de las ideas más prácticas en la técnica de elevación y transporte. Posee las ventajas de un polipasto fijo y la movilidad de un puente grúa, aunque todo ello de forma muy económica.


En AGIRRE se dan todas las condiciones necesarias para el desarrollo propio de estos sistemas: la experiencia con elevadores y puentes grúa, así como la avanzada técnica de producción de alta calidad y el compromiso por lograr más comodidad y humanidad en el puesto de trabajo.
El objetivo de AGIRRE ha sido, y es, dotar a los puentes grúa suspendidos de tantas ventajas como sea posible, aunque sin encarecer el producto final. 


Quien necesite elevar y transportar cargas en el puesto de trabajo, en el almacén o en la producción, debería permitirse e instalarse sistemas HB de puentes grúa suspendidos de AGIRRE.
En cuestión de técnica, rentabilidad, flexibilidad, calidad y adaptabilidad al puesto de trabajo, el programa HB de AGIRRE ofrece un amplio abanico de capacidades de carga que merece el pleno reconocimiento del mercado.

La receta para el éxito ha sido convertir en realidad los deseos individuales de cada cliente.